Aquella ropa de los 80 y 90 que amabas y ahora jamás te pondrías (Parte I)

Seguro que todos vosotros habéis pensando en alguna ocasión cuando ojeáis vuestras viejas fotos de los 80 y los 90 lo ridículos que estabais con la ropa, calzado y demás complementos que llevabais puestos. Tranquilos, no sois los únicos, a todos nos pasa cada vez que nos vemos inmortalizados en aquellas instantáneas.

Las modas cambian una barbaridad y lo que hace unos años nos parecía el último grito ahora no nos pondríamos ni locos. Los años 80 y 90 son especialmente ilustrativos de estas modas pasajeras ya que tuvieron varios hitos difíciles de igualar.

Todos nos acordamos de aquella ropa que se ponía de moda en el colegio y que estábamos como locos porque nos comprasen y, una vez nos la compraban, no dejábamos de ponérnosla. Pero iba más allá de la ropa, hubo auténticos complementos que marcaron época.

Por supuesto que pronto nos cansábamos y sin tardar mucho salía una nueva moda, dejando automáticamente de interesarnos todo lo que nos habían comprado y que nos poníamos con tanto orgullo, pero al fin y al cabo en eso consisten las modas.

Por eso y, para recordar un poco aquellas modas, vamos a hacer un pequeño ranking (que continuaremos en una próxima entrada del blog) de aquellos ropajes y demás complementos que se pusieron de moda en los 80 y los 90.

1.- Cazadoras de plumas sin mangas

Regreso al Futuro.jpg

Una de las prendas de ropa más características de aquellos años fueron las cazadoras de plumas, aunque para mi siempre fueron especialmente destacables las que no llevaban mangas y se llevaban a modo de chaleco.

Esta moda se inició, seamos sinceros, gracias a la mítica película Regreso al Futuro (1985) y a su protagonista Marty McFly, que vestía este atuendo durante la misma. Era la típica prenda molona, de la que te gustaba presumir en el colegio (cuando tus padres te dejaban llevarla, que no era siempre, porque solía ser bastante cara y no era plan que se rompiese a la primera de cambio), que marcaba la diferencia cuando tú la llevabas puesta y el resto de tus compañeros no.

A mi, sin embargo, nunca me convenció y jamás me puse una cazadora de este tipo. Siempre me pareció algo ridículo ir con una cazadora sin magas. En realidad, ¡no tenía sentido! Se supone que las cazadoras son para abrigarte y por tanto, ¿por qué tenías que pasar frío en los brazos? Típica prenda que no valía ni para el invierno, verano ni entretiempo.

Por suerte fueron desapareciendo poco a poco, aunque todavía a día de hoy se venden y se puede ver a gente (valientes) llevando una de estas.

2.- Riñoneras

Roñorenas_retro_moda_80_90

Este complemento (al que yo llamaría EL COMPLEMENTO) merece mención especial, ya que realmente era y es el icono de los 80 y gran parte de los 90.

Y yo me pregunto, ¿Quién no llevó en aquellos días una buena riñonera? Todo el mundo llevaba una, niños, adolescentes, adultos y abuelos, cada uno tenía la suya. Había riñoneras de todos los colores (aunque predominaban las de colores fosforitos), formas (cuadradas, rectangulares) y tamaños (llegaron incluso a comercializarse riñoneras gigantes que parecían mochilas pegadas a tu cintura).

Combinaban con todo. Ya podías ir de chándal, con un vaquero o con algo más elegante. Daba igual. El caso era ponerse una de estas maravillas y el estilo entraba en tu cuerpo de forma inmediata. Pero no sólo eso, te permitían guardar todo lo que quisieses dentro sin utilizar tus bolsillos, previniendo pérdidas, caídas o robos de llaves, dinero o cualquier cosa que quisieses meter dentro (que muchas veces eran chucherías).

Se hicieron tan populares que las acababan regalando por cualquier cosa. Las marcas las daban a puñados y llegó un punto en que todos parecíamos carteles publicitarios andantes. Daba igual. Había que llevar una y el que no la llevaba simplemente era un poco raro.

3.- Pantalones anchos y bombachos

McHammer_moda_80s.jpg

Otro de los clásicos de los 80 (en los 90 se veían mucho menos) eran los pantalones anchos y, para aquellos más atrevidos, los pantalones bombachos.

Quizás la moda vino por medio del famoso MC Hammer y sus típicos pantalones, pero lo cierto es que nadie se ponía pantalones de su talla en los 80, a todo el mundo le quedaban anchos (décadas más tarde se puso de moda el extremo opuesto, los pantalones pitillo, que a su vez tuvieron su punto álgido en los 70). Da igual que fuesen pantalones vaqueros, de chándal o de vestir, sobraba tela por todos lados.

Eran otros años, los amados 80, había más libertad estilística (al menos aparente) que ahora. La gente iba como le daba la gana y una muestra de ello eran estos pantalones que a nadie le quedaban bien, pero por aquel entonces no lo sabíamos. Ahora sí lo sabemos, pero nos da igual, son entrañables…

4.- Hombreras

Locomia_moda_80s

Otro clásico de los 80 y principios de los 90. Si con los pantalones bombachos teníamos como referente a MC Hammer y con los plumas sin mangas a Marty McFly, los grandes exponentes y precursores de las hombreras fueron, como no, LocoMía.

Nadie se explica cómo pudieron ponerse de moda, pero lo cierto es que fueron muy populares y se combinaban con casi cualquier tipo y estilo de ropa: camisas, blusas, americanas, cazadoras, etc.

Tampoco se podía decir que su uso estuviese limitado al hombre o a la mujer. Ambos las utilizaban por igual, y es que ayudaban perfectamente a constituir un torso en forma de triángulo invertido, como marcaban los cánones de la época.

Lo gracioso del tema estaba cuando las hombreras se desprendían y acababan perdidas, lo cual era un auténtico problema porque la camisa o blusa en cuestión quedaba inutilizada hasta que no se compraba otra hombrera nueva. No era plan de llevar una hombrera en un hombro y el otro sin nada.

5.- Calentadores

calentadores_moda_80s.jpg

Los calentadores tenían, en un primer momento, su público fiel, que los utilizaba para ¿calentarse? mientras practicaban gimnasia o ballet. Entiendo que pudiese ser un accesorio útil para mantener la parte baja de las piernas a una temperatura óptima para el deporte, pero de ahí a convertirse en un accesorio de moda…¿Cómo pudo suceder?

Básicamente la “culpa” la tuvieron Madonna y, como no, la película Flashdance, haciendo de este accesorio de deporte algo común en la moda de los 80. No era raro ver por la calle mujeres con calentadores encima de pantalones o incluso llevando falda.

Los colores con los que se hacían los calentadores tampoco se quedaban atrás. Por supuesto todos eran chillones, brillantes y fosforitos. Los amarillos y rosas eran las estrellas, pero había tanto mercado que los colores que se utilizaban eran casi infinitos.

Anuncios

Un comentario sobre “Aquella ropa de los 80 y 90 que amabas y ahora jamás te pondrías (Parte I)”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s