Marcas y compañías de alimentación populares en los 80 y 90 que acabaron desapareciendo (II)

PMI

 

Los productos PMI tuvieron cierta presencia a finales de los años 80 y 90 gracias a la oferta de productos para el desayuno, su precio competitivo (especialmente si se comparaban con los de Pascual) y las numerosas campañas publicitarias que protagonizó en televisión.

PMI fue una marca lanzada por el grupo Pascual cuyo objetivo era, por un lado, lanzar productos más económicos para poder llegar a un espectro mayor del mercado y, por otro lado, poder comercializar una mayor producción de leche.

lechePMI.jpg

Así es, el origen de la comercialización de una segunda marca de leche Pascual era sacar al mercado la producción lechera que les llegaba a la central los viernes. Como uno de los principios de Pascual era que su leche tenía que ser envasada y distribuida en las 24 horas siguientes a su recogida, tenían problemas en comercializar toda la leche que llegaba los viernes al no tener empleados que trabajasen los fines de semana. Por ello, se pensó que si se creaba una nueva marca más barata podrían guardar esa leche los fines de semana para envasarla y comercializarla los lunes, es decir, pasadas 24 horas de su recogida.

PMI_yogurt

Si bien esa fue la causa de que Pascual crease una segunda marca “blanca” de leche, la compañía no se quedó ahí y aprovechó la enseña PMI para sacar toda una nueva gama de productos que se solapaban con los de su marca “madre” pero que eran algo más baratos, aunque para muchos, de bastante peor calidad.

pmizumos

En este sentido, se comercializó una línea de yogures o, mejor dicho postres lácteos (ya que no eran realmente yogures), que se caracterizaban por no necesitar refrigeración y cuyo sabor era bastante artificial, por lo que nunca tuvieron realmente éxito; una línea de cereales enfocados al público infantil bastante amplia, con toneladas de azúcar y sabor algo pastoso, que incluía los famosos Ñampa Zampa; y sus propios zumos, de varios sabores y presentaciones, pero que no alcanzaban ni de lejos a los de Zumosol.

Finalmente Pascual decidió abandonar la marca PMI en el año 2009, ahogada por los propios problemas financieros de la compañía y por la marca blanca, que empezaba a adueñarse de los lineales de los supermercados en España.

Starlux

La marca y los productos de Starlux estuvieron presentes en la mayoría de las cocinas españolas de los años 80 y 90, ya que contaba con algunos de los productos más populares de aquellas décadas.

STARLUX

Starlux fue en su origen una empresa italiana centrada en el mercado de las sopas de sobre, pero poco a poco se fue diversificando y se lanzó al mercado de las salsas de tomate, el caldo concentrado, infusiones y, como no, a la crema de chocolate.

tomator.jpg

Efectivamente, como olvidar el tomate frito Starlux o el tomate natural Tomator; las pastillas de caldo concentrado imprescindibles en aquellos años para preparar sopas; o la mítica Nocilla de nuestras meriendas.

Starlux fue comprada a mediados de los años 90 por Knorr la cual, a su vez, fue absorbida por Gallina Blanca, lo cual hizo que se perdieran la gran parte de los productos. De esta forma, Nocilla fue vendida a Nutrexpa, las pastillas de caldo fueron sustituidas por Avecrem y el tomate frito Starlux y el natural Tomator se abandonaron.

nocilla.jpg

Sin embargo, en el año 2016 Ybarra firmó un acuerdo comercial con Gallina Blanca para relanzar el tomate frito Starlux y Tomator, por lo que hoy en día es posible encontrar estos dos productos en las tiendas.

Avidesa

Avidesa fue una compañía con larga tradición empresarial en España y cuyo origen poco tiene que ver con los helados. En sus primeros años de existencia, a finales de los años 50, su actividad comercial se centró en la producción y comercialización avícola, si bien a mediados de los 60 se fue introduciendo en el mercado de los helados.

avidesa1.jpg

Fue tal el éxito de su negocio de helados que rápidamente la empresa se fue reorientando casi exclusivamente a este sector, dejando finalmente atrás la producción avícola a principios de los 80. La popularidad de la marca fue tal que protagonizaron algunos de los patrocinios más sonados de la época, llegando a ser el helado oficial del Mundial de Fútbol de 1982.

De esta época de los 80 destacan sus tarrinas de chocolate y vainilla, los helados de cucurucho (los Apolos), el Avi-cola, el Semaforito y, por supuesto, los sándwich de nata que estaban deliciosos.

semaforito.jpg

A finales de los 80 la compañía comenzó a atravesar serias dificultades económicas y de financiación, lo cual muchos achacaron  al esfuerzo que tuvo que hacer la empresa para pagar el rescate de Luis Suñer, fundador de la compañía, que fue secuestrado por ETA en 1981. Asimismo, pudieron influir la terribles inundaciones de Tous de 1982 que arrasaron la fábrica de Avidesa. Por ello, en 1991 el Banco Bilbao Vizcaya (actual BBVA) se hizo con Avidesa comprando la totalidad de sus acciones para a su vez volver a vender la compañía en 1993 a Nestlé, la cual ya contaba con Camy y Miko. Debido a ello, Nestlé decidió discontinuar la marca Avidesa y centrarse en aquellas otras dos marcas de helados.

avidesahelados.jpg

Marcas y compañías de alimentación populares en los 80 y 90 que acabaron desapareciendo (I)

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: