Ordenadores Sinclair, la revolución en 8 bits (Parte II): Sinclair ZX81

Sinclair tenía muy claro que debía seguir avanzando por la senda ya marcada por el ZX80, es decir, la utilización masiva del ordenador a través de precios realmente bajos y accesibles para el gran público. Es por ello por lo que, un año después de la salida de su predecesor, en 1981, la compañía lanzó al mercado el ZX81.

ZX81

En general, se puede decir que el nuevo ordenador de Sinclair era una versión algo mejorada del ZX80, preparado para ser un producto sencillo, fácil de manejar y, sobre todo, barato, preparado para controlar el mercado de los 8 bits, al menos en Europa. El precio de salida fue de 69.95 libras ya montado, o 49.95 libras en versión kit para montar, logrando con ello una reducción de los precios de venta del ZX80, lo que ya era difícil.

ZX815

Entrando a las tripas del ordenador, lo primero que destaca es el cambio desde los 21 chips del ZX80 a los únicamente 4 de este ZX81, lo que permitió el abaratamiento de costes antes comentado. El primer chip era un Zilog Z80, o bien el clon de éste fabricado por NEC, ambos a 3,25 MHz. El chip de la ROM era de 8 Kb conteniendo el sistema operativo y BASIC, lo cual doblaba al de su predecesor. Un denominado ULA chip reemplazaba la gran mayoría de los chips del ZX80 y efectuaba tareas clave para el ordenador.

Por último, su RAM era de 1 Kb, igual de limitada que en el ZX80, si bien se podía ampliar hasta los 64 Kb, convirtiéndole esto en una práctica bastante habitual, si bien lo normal era ampliarlo hasta los 16 Kb. De no ampliarse la RAM, nos encontrábamos con un problema muy parecido al del ZX80, la escasa memoria hacía perder líneas de pantalla.

ZX812

Hablando de pantalla, alcanzaba una resolución de 64 × 48 pixels, lo cual ya empleaba 793 bytes del 1 Kb de RAM, lo que nos puede hacer una idea del ingenio que los programadores de la época debían tener para programar un juego para este ordenador. Por supuesto la imagen era monocromo, como ya lo fue su predecesor. Como novedad el ZX81 incorporaba sonido, lo que no hacía el ZX80.

De nuevo, las capacidades técnicas del ordenador de Sinclair estaban muy lejos de sus oponentes coetáneos, pero también lo estaba en cuanto a precio. Si echamos un vistazo a sus competidores como Apple II, Commodore PET o Atari 800, todos ellos venían con 16 Kb de RAM de serie y tenían una resolución de pantalla superior con salida en color. Desde luego el precio de estas máquinas era también superior, desde los 1330 dólares del Apple II a los 899,95 del Atari 800, pasando por los 995 del PET.

ZX813

El ZX80 fue el pistoletazo de salida y el ZX81 recogió el testigo y convirtió la informática doméstica en una importante industria. El éxito fue brutal y las críticas fueron, por regla general, positivas, aunque no dejaron de apuntar las limitaciones y fallos del ordenador. Una de las mayores críticas que recibió fue la exigua memoria RAM, que obligaba a comprar la ampliación para hacer un uso conveniente del ordenador. Asimismo, se puso énfasis en que era una máquina para novatos o poco versados en la informática, pudiendo ser ciertamente limitado para aquellos con experiencia en la materia. Por último, la crítica especializada consideró que la carcasa del ordenador recordaba a un juguete, lo que hizo que incidiese en la idea de que era una máquina para jóvenes.

Con independencia de lo anterior, Sinclair había abierto el mundo de la informática a gran parte de la población que, hasta entonces, ni siquiera se había planteado tener un ordenador. Pero no sólo era cuestión de bajar los precios, sino que la compañía lanzó una agresiva campaña de marketing y publicidad para vender el producto. Con todo ello, las ventas fueron espectaculares, ya que para marzo de 1982, se habían vendido nada menos que 250.000 unidades en todo el mundo. A pesar de que en ese año se lanzó el ZX Spectrum, mucho más avanzado, el ZX81 se siguió vendiendo terriblemente bien, llegando a una cifra total de ventas de 1,5 millones de ordenadores para 1983.

ZX814

Sin duda, en 1982 salió el ZX Spectrum, un mito en todos los sentidos, pero el ZX81 fue el ordenador que le allanó el camino y se configuró como el germen necesario de la fiebre por los 8 bits.

También te puede interesar:

Ordenadores Sinclair, la revolución en 8 bits (Parte I): Sinclair ZX80

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: