Los 10 regalos más deseados en los Reyes de los años 80 y 90

Ya casi están aquí los Reyes Magos y con ellos los tan ansiados regalos para los niños y no tan niños. Reconozcámoslo, por mucho que se esté poniendo de moda y se vaya introduciendo la tradición de Papa Noel, los nacidos y criados en los años 80 y 90 siempre tendrán como referencia a sus majestades de Oriente.

Echemos la vista atrás, a los queridos años 80 y 90, a nuestra infancia y pre-adolescencia. Todos esperábamos ansiosos el mágico día de los Reyes Magos y, por supuesto, todos los niños de la época teníamos una serie de juguetes estrella que nos moríamos por que nos regalasen los Reyes.

Para recordar aquellos juguetes para los niños y niñas de los 80 y 90, hemos creado el siguiente listado:

Barco Pirata de Playmobil

pirate-ship-box-00.jpg

El sueño dorado de muchos de los niños de los 80 y 90 era tener el barco pirata de Playmobil. Si ya lograbas meterlo a una piscina y jugar podías morir tranquilo.

Mi Pequeño Pony

pequeñoPony.jpg

Se puso muy de moda. Imprescindible el peine para cepillarle.

Scalextric

scalextric.jpg

Decir Scalextric es referirse al regalo estrella de muchas generaciones. Los había de todos los tamaños y tipos. El problema era el espacio para colocarlo.

Tente

tente1.jpg

Un imán para los pequeños de los 80 y 90. La diversión y el entretenimiento durante horas estaba asegurado.

La casa de los Pinypon

pinypon.jpg

Estas curiosas figuras cabezonas eran muy apreciadas y si disponías de su casa podías invitar a todos tus amigos para jugar juntos.

Bicicleta BH

bh

¿Quién no soñó con tener una bicicleta BH? En la ciudad era un poco difícil tenerla pero era clave para las estancias en el pueblo.

Furby

furby.jpg

Curioso muñeco. A nuestras madres no le gustaba mucho el aspecto pero a nosotros nos encantaba.

Moto Feber Paris-Dakar

feber.jpg

Uno de aquellos juguetes inalcanzables. Por mucho que se pedía nunca llegaba.

El coche de Barbie

cochebarbie

Tener la Barbie era algo casi obligado. Que te trajeran el coche era un lujo.

Meccano

meccano.jpg

Perfecto ejemplo de juguete didáctico, el cual ayudó a muchos niños y niñas a interesarse por la ingeniería.

 

Los mayores errores en las campanadas de fin de año de la década de los 80 y 90

¡Por fin llega la gran noche del año! Dentro de un par de días las familias se reunirán para cenar como si el mundo se acabase, beber casi de la misma forma, ver el especial de Nochevieja (por suerte o por desgracia, hoy en día tenemos bastantes más opciones en cuanto a programas de fin de año que en los 80), aguantar al cuñado sabelotodo, al abuelo y sus batallitas y, como no, tomar las uvas.

La tradición de las uvas de Nochevieja, también llamadas uvas de la suerte, parece remontarse a finales del siglo XIX y desde entonces se ha convertido en todo un ritual para los españoles y, más recientemente, también se ha acabado extendiendo a algunos países de América Latina.

Dentro del conjunto de esta tradición, nos encontramos con los programas especiales que, primero en TVE y ya a partir de los 90 en el resto de cadenas españolas, tenían (y tienen) como objetivo comentar las doce campanadas, con la idea de ayudar a todos nosotros a comer correctamente las uvas al compás de las mismas.

Sin embargo, en ciertas ocasiones, esa loable intención se ha tornado en dramática, fundamentalmente por errores de los presentadores. Repasamos en esta entrada tres de los mayores fallos y errores en los programas de las campanadas de los años 80 y 90.

3er Puesto: Las campanadas más rápidas de la historia – Nochevieja de 1996 (todas las cadenas)

Nos situamos en la Nochevieja de 1996, ante cualquiera de los programas, cadenas o presentadores de aquella noche, daba igual. Las campanadas comenzaban a repicar pero, cual era la sorpresa que lo hacían a un ritmo extraordinariamente rápido en comparación con su cadencia habitual.

Caras de asombro, disimulos, atragantos, platos llenos de uvas, todo fue un desastre. La razón de tal velocidad fue simple. Al parecer, todos los años el ritmo de las campanadas se ralentiza la noche del 31 de diciembre para que nos de tiempo a comer las uvas. Aunque nunca se llegó a saber de forma clara el motivo, en la Nochevieja de 1996 no se hizo tal cambio y nos tuvimos que comer las uvas en los 17 segundos que, como en cualquier otro día, el reloj de la Puerta del Sol tarda en dar 12 campanadas.

 

2º Puesto: La “campanada” de Irma Soriano – Nochevieja de 1993 (Antena 3)

La buena de Irma Soriano, presentadora muy popular de la época, se encontraba al frente (y en solitario) de la presentación de las campanadas de la joven cadena Antena 3.

El caso es que, muy dicharachera ella, hablaba y hablaba sin parar cuando comenzaron a oírse los cuartos. Haciendo caso omiso de los mismos, continuó con su propia conversación un buen rato hasta que se oyó la primera campanada, la cual confundió con el primer cuarto.

A partir de ahí fue todo un disparate. Las campanadas seguían avanzando y ella como si nada, entendiendo que todo ello eran los cuartos. Así hasta que, por fin, en la campanada novena comenzaba su peculiar cuenta atrás, pregonando a toda España que esa campanada era realmente la primera.

La cara de Irma cuando se dio cuenta de su error era todo un poema. Las doce campanas ya habían acabado y ella, nerviosa, miraba a todos lados. No entendía nada. Empezó a preguntar a sus compañeros con la mirada  de qué diantres pasaba, pero la respuesta era clara. Había dejado a media España sin comer las uvas de la suerte.

 

1º Puesto: Los cuartos de Marisa Naranjo – Nochevieja de 1989 (TVE)

La posición número uno de este ranking es para Marisa Naranjo, paradigma de las equivocaciones televisivas de Nochevieja. A día de hoy y, para su desgracia, se sigue poniendo de ejemplo año tras año.

En primer lugar hay que decir que eran otros tiempos. Sí, su error fue garrafal, pero se debe reconocer que era una excelente profesional (no como la mayoría de especímenes que presentan hoy en día estos programas), y que por aquel entonces la retransmisión de las uvas no se hacía directamente en la Puerta del Sol, sino que se llevaba a cabo desde un cuarto cerrado y sin monitores, por lo que la presentadora no tenía visibilidad ninguna sobre el reloj.

¿El error? Trascendente pero simple. Confundió las campanadas con los cuartos. La pobre Marisa anunció las campanadas como si fuesen cuartos y las dejó continuar llegando incluso a decir que el sonido de los cuartos era totalmente diferente al de las campanadas. El desastre lo remató, una vez finalizaron las campanadas, indicando que ahora llegaban las doce campanadas.

En fin, un desastre que, dado que TVE era la única cadena que realizaba la retransmisión al no haber llegado aún las emisoras privadas a España, dejó literalmente a todo el país sin disfrutar de las uvas. Por desgracia, la sociedad de la época no la llegó a perdonar y este error supuso en gran medida su desaparición de la televisión.

5 anuncios clásicos de los 80 y 90 que se han convertido en parte de la Navidad

Parece mentira, pero otro año más, las Navidades ya están aquí y, con ello, las luces, los regalos, las aglomeraciones, la ilusión y, por supuesto, la publicidad navideña.

Sin duda los años 80 y 90 fueron años clave en la publicidad y, como no, se crearon grandes spots de Navidad cuyo recuerdo ha perdurado hasta nuestros días. Por ello y, aunque hay muchos más, hemos reunido en una lista cinco de los anuncios de navidad más míticos de los años 80 y 90.

Las muñecas de Famosa (1972-2013)

Si escribimos la frase  “Las muñecas de Famosa se dirigen al portal” seguramente mientras la leamos nos sonará al mismo tiempo en nuestro cerebro aquella canción que hizo ganar una tremenda popularidad a la juguetera Famosa.

En realidad no estamos ante un sólo anuncio sino ante una saga de ellos lanzados durante diferentes años entre 1970 y 2013 y, aunque la estructura del anuncio ha ido cambiando a lo largo de los años, la canción se ha mantenido prácticamente intacta durante todo este tiempo.

Si bien en los primeros años el anuncio se caracterizaba por que las niñas (sí, sólo salían niñas) y las muñecas se dirigían al Portal en una suerte de villancico navideño (especialmente en la publicidad de los 70 donde las muñecas andaban solas), poco a poco el anuncio se fue modernizando (especialmente a partir de 1994) suprimiéndose el Belén, ampliando la gama de juguetes, incluyendo a niños y utilizando une escenario menos religioso. Asimismo, se cambió levemente la letra de la canción y en lugar de referirse a “Las muñecas de Famosa” lo hacía a “Los Juguetes de Famosa”.

Freixenet (1997 – actualidad)

Al igual que sucedía con el anuncio de las muñecas de Famosa, Freixenet es un clásico de las navidades desde 1977, tanto que en España lo podemos considerar como un elemento más de la Navidad.

Aunque es cierto que hoy pasa mucho más desapercibido, en los 80 y los 90 el anuncio de Freixenet era un acontecimiento único y esperado. Todo el mundo quería para verlo el día del estreno como si fuera el estreno de una gran película (el anuncio incluso llegaba a tener publicidad previa informando del día y la hora del estreno).

Los anuncios de Freixenet destacaban fundamentalmente por tres cosas, por constituirse como un referente de la Navidad como tal, por la larga duración que solían tener algunos spot y, por supuesto, por los grandes artistas y deportistas que salían en ellos y que normalmente habían tenido especial protagonismo en el año en cuestión.

Por poner algún ejemplo, participaron en los anuncios de Freixenet Gene Kelly (1981), Plácido Domingo (1984), Paul Newman (1989), Sharon Stone y Antonio Banderas (1982), Kim Basinger (1993), Alejandro Sanz (1998) y otros muchos.

El anuncio navideño de Freixenet sigue renovándose y apareciendo en cada Navidad, si bien en los últimos años ha perdido gran parte de su popularidad y, para que engañarnos, los artistas que los han protagonizado  en los últimos años no alcanzan, ni de lejos, la relevancia de los de antaño.

El Almendro (finales de los  80 – actualidad)

Otro de los míticos de estas fechas es turrón El Almendro, que cada navidad vuelve con su anuncio. Como la gran parte de esta lista, estamos ante un conjunto de anuncios que se han ido renovando cada ciertos años.

La publicidad de El Almendro comienza a finales de los años 80 y pronto se empieza a hacer popular gracias a la temática y su característica música y letra “vuelve a casa, vuelve, por Navidad”, slogan que se ha convertido en uno de los más famosos de la publicidad española.

El anuncio como tal ha ido cambiando desde los años 80, aunque su concepto y estructura ha sido siempre la misma, el reencuentro familiar en Navidad a través del regreso por estas fiestas de un miembro de la misma. La música y la letra de la canción se han mantenido durante todos los anuncios, siendo esta la clave de que esta marca siga siendo recordada por todos nosotros.

Lotería de Navidad (1998 – actualidad)

Los anuncios de la Lotería de Navidad se hicieron un hueco en nuestro imaginario colectivo de una forma muy rápida ya acabando casi el siglo XX. Concretamente y, aunque los anuncios de la lotería han continuado hasta hoy, todos nosotros los relacionamos con el famoso “Calvo de la Lotería”.

Efectivamente, como el anuncio de Freixenet o El Almendro, el  “Calvo de la Lotería” ha sido durante muchos años emblema de la Navidad, específicamenteentre 1998 y 2005 que fueron los años en el que su protagonista, Clive Arrindell, participó en los mismos.

El anuncio cambiaba cada año, aunque el concepto ha sido parecido, siempre en blanco y negro, el personaje encarnado por Clive Arrindell repartía magia y suerte a todos los que pasaban a su alrededor en un inconfundible ambiente navideño lleno de ilusión.

 

A partir de 2005 los anuncios cambiaron totalmente de temática, abandonando los mismos el famoso “Calvo” y variando de año en año con resultados dispersos y alguna que otra vez polémicos (sólo hace falta recordar el anuncio de la Navidad de 2014 con Montserrat Caballè, Raphael, Bustamante, Marta Sánchez y Niña Pastori).

Airtel (1999)

Spot enclavado ya casi en el 2000, pero también muy recordado en estas fechas. Edu, un niño de unos 8 0 9 años comienza a llamar como un loco a todo el que encuentra en la guía telefónica felicitando la navidad con el ya clásico, “Hola soy Edu, feliz navidad”.

Lógicamente el mensaje del anuncio radicaba en lo barato de las tarifas de la extinta Airtel (adquirida por Vadofone), con la que podías pasar horas y horas hablando por teléfono a bajos precios (en aquel entonces lo de las tarifas planas era una quimera).

La coletilla de “Hola soy Edu, feliz navidad” fue lo más repetido en aquellas navidades de 1999. Llegó a repetirse tanto que hasta llegó a hartar.

Desde luego la campaña de Airtel fue todo un éxito, y una prueba de como es posible hacer publicidad sencilla y capaz de formar parte del recuerdo colectivo de todo un país por muchísimos años.

5 de las canciones de Navidad más populares de los 80 y 90

Nos encontramos de pleno en las Navidades. Aunque es cierto que, como seguro habéis comprobado, el espíritu navideño hoy en día no tiene nada que ver con el que se respiraba allá en los años 80 y 90, poco a poco vamos notando que las luces navideñas se van encendiendo, los anuncios televisivos de juguetes y perfumes inundan la pantalla, los centros comerciales se llenan de gente y, como no, la música navideña se escucha en casi todos los rincones del país.

En cuanto a la música propia de estas fechas, existen cientos de canciones que todos relacionamos con la Navidad y, entre ellas, clásicos propios de los años 80 y 90. Por ello y, para recordar algunas de estas canciones, hemos elaborado un pequeño ranking con cinco de las canciones de Navidad más famosas de aquellas décadas:

Wham!: Last Christmas (1986)

Mariah Carey: All I Want For Christmas Is You (1994)

Raphael: La cancion del tamborilero (Actuación de 1984, aunque es original de 1969)

Have Yourself A Merry Little Christmas – Home Alone SoundTrack: Mel Torme (1990)

Un Año Más: Mecano (1988)