Los helados más populares de los años 80 y 90 (I)

 

Winner Taco (Frigo)

Winner_Taco

El Winner era bastante más pequeño que otros helados de la época. Tenía una cubierta de galleta y un interior de helado de vainilla con unas hileras de caramelo líquido  que nos hacía la boca agua. La parte de arriba estaba cubierta por chocolate con con almendra. Para desgracia para muchos, un buen día Winner Taco desapareció, pero dejó tras de sí un mito que, a día de hoy, todavía es recordado.

Patapalo (Miko)

Patapalo.jpg

La simpleza hecha mito (y éxito). El polo de toda la vida que venía en varios sabores y colores. Gustaba a los niños y también a los padres, que lo veían como una forma de que sus hijos comiesen “fruta”. Además, algunos de los palos del helado venían con premio (Patapalos gratis), lo que te llevaba a comprar más y más polos.

Mikoboy (Miko)

Mikoboy

Uno de los helados más bizarros que recuerdo. En teoría era la cara de un niño, la cual era de nata, y llevaba un sombrero extraño tipo marinero de chocolate. Los ojos y la boca eran de fresa y la nariz (ahí estaba la gran novedad y, a la vez, reclamo), era de un peculiar chicle verde.

Frigodedo (Frigo)

Frigodedo

Uno de los más demandados por los niños de los 80. Era un helado con la forma de una mano con el dedo índice levantado, lo cual provocaba bastante curiosidad a los chavales, lo que a su vez generó bastante demanda. Además, era completamente de fresa, lo cual era una novedad para la época.

Frigurón (Frigo)

Frigurón

Otro de los míticos dentro de la categoría “helado de hielo”. Tenía la forma de un tiburón de color azul que hacía las delicias de las mentes fantasiosas de los niños de los 80 y 90. Como pasaba con el Frigodedo, tenía un sabor diferente (piña) a lo que era habitual en aquel momento,  lo que ayudó a consolidarlo.

También te puede interesar:

Productos de alimentación de los 80 y 90 que han acabado desapareciendo (II)

Marcas y compañías de alimentación populares en los 80 y 90 que acabaron desapareciendo (II)

Marcas y compañías de alimentación populares en los 80 y 90 que acabaron desapareciendo (I)

 

Productos de alimentación de los 80 y 90 que han acabado desapareciendo (II)

Winner Taco

Para muchos, el mejor helado de la historia el que lanzó Frigo en los 90. La idea era muy arriesgada e innovadora, crear un helado con forma de taco (debemos recordar que en aquellos años la comida mexicana no tenía el empuje que tiene ahora). Había muchas posibilidades de que saliera mal, pero lo original del producto y, especialmente su delicioso sabor, le convirtió en todo un éxito de ventas.

Winner_Taco.jpg

El Winner era bastante más pequeño que otros helados de la época. Tenía una cubierta de galleta y un interior de helado de vainilla con unas hileras de caramelo líquido  que nos hacía la boca agua. La parte de arriba estaba cubierta por chocolate con con almendra.

Para desgracia para muchos, un buen día Winner Taco desapareció, pero dejó tras de sí un mito que, a día de hoy, todavía es recordado.

Bimbocao

¿Eras de Bollycao o de Bimbocao? Reconozcámoslo, a la hora de salir al recreo en los 90 y sacar nuestro desayuno, había claramente dos bandos, el de Bollycao y el de Bimbocao.

Bimbocao

Los dos eran muy parecidos (por no decir iguales), bollitos blandos rellenos de crema de chocolate. En cuanto al sabor tampoco se diferenciaban demasiado, aunque hay que reconocer que el Bollycao era bastante más sabroso y menos seco que el Bimbocao. Además, Bollycao salió antes, por lo que el Bimbocao siempre fue visto como la copia descarada.

Bimbocao desapareció del mercado un buen día para volver a aparecer unos años después, ya en el año 2012. Aunque la forma del bollo era absolutamente igual que en antaño, el producto había bajado bastante en calidad. Finalmente, tras la compra de Panrico (productora del Bollycao) en 2015 por parte de la mexicana Bimbo (propietaria a su vez de la Bimbo española), ésta se convierte en propietaria de Bollycao, por lo que carecía de sentido continuar con los Bimbocaos.

 

Ruffles Alioli Olé

Hubo un momento en que se puso de moda comercializar patatas fritas con todo tipo de sabores y, por supuesto, Ruffles también experimentó en este ámbito. Por desgracia, hoy en día esa buena costumbre se ha perdido y es difícil encontrar sabores más allá de barbacoa, jamón o queso.

Uno de sus experimentos más efímeros fueron las Alioli Olé lanzadas sobre el año 1997. Para ser sinceros ,estas patatas fritas tuvieron su legión de seguidores (incomprendidos por muchos), pero por regla general su sabor no gustó demasiado. Aunque fue un buen intento, Ruffles no supo dar con la combinación perfecta entre patata y alioli y el resultado fue un excesivo sabor a ajo. Estaban demasiado condimentadas y dejaban un gusto demasiado fuerte que hacía que mucha gente no las quisiera comer.

Como era de esperar, estas patatas desaparecieron muy poco tiempo después de lanzarse al mercado y, por supuesto, nunca más se supo de ellas.

También te puede interesar:

Marcas y compañías de alimentación populares en los 80 y 90 que acabaron desapareciendo (I)

Marcas y compañías de alimentación populares en los 80 y 90 que acabaron desapareciendo (II)